¿Cómo afectan las hemorroides a la calidad de vida?
1027
post-template-default,single,single-post,postid-1027,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Cómo afectan las hemorroides a la calidad de vida?

hemorroides

¿Cómo afectan las hemorroides a la calidad de vida?

Tener hemorroides es un problema muy habitual en la población adulta, y que puede afectar de forma considerable a la calidad de vida de aquellas personas que lo padecen. Como especialistas en obtener resultados satisfactorios en el tratamiento para las hemorroides inflamadas, somos muy conscientes de las molestias y el dolor que pueden llegar a producir y cómo afectan de forma negativa en su vida.

Por eso, es muy importante buscar una solución rápida ante la aparición de algún síntoma para evitar que el problema crezca. Esto es algo que muchas personas no hacen, ya que tener hemorroides continúa siendo un tabú en nuestra sociedad, y a veces esto es lo que hace que una persona tarde en acudir a un especialista para contar su problema.

Estar sentado puede llegar a ser insoportable

Debido al dolor y la inflamación que pueden provocar las hemorroides, estar sentado puede generar unas molestias que lo hacen insoportable. Sentarse a la hora de comer, o trabajar sentado empezará a ser un verdadero problema para la persona que las padece.

El baño se convierte en el enemigo

El estreñimiento es uno de los principales desencadenantes de las hemorroides, que luego pueden generar serias molestias en el momento de la defecación. De esta forma, la persona puede verse envuelta en un círculo vicioso, en el que el miedo a la hora de ir al baño se convierte en el protagonista. Este miedo al dolor puede hacer que la persona sufra una especie de estreñimiento autoinducido, que llevará a tener más hemorroides.

Estrés y preocupación

Una persona con hemorroides puede llegar a estar muy estresada y preocupada, ya que es habitual no atreverse a contar el problema o esperar a que desaparezca por sí solo.

La mejor opción para ahorrarse muchas molestias, es acudir a un especialista para tratar el problema desde el principio. En Ivis-Med tratamos las hemorroides desde sus primeros síntomas, y lo hacemos a través de un método novedoso sin dolor y sin anestesia, de modo que los pacientes pueden volver a su vida justo después del tratamiento. Atajar el problema es posible y vivir con molestias que afectan a la calidad de vida es innecesario cuando existen soluciones efectivas.