Los factores desencadenantes de las hemorroides | IVIS MED
Aún existe confusión cuando alguien quiere saber cómo quitar las hemorroides externas. Insistimos en que estas son simplemente un problema circulatorio.
como quitar las hemorroides externas, clínica de tratamiento para las hemorroides inflamadas
986
post-template-default,single,single-post,postid-986,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Factores desencadenantes de las hemorroides

como quitar las hemorroides externas

Factores desencadenantes de las hemorroides


Ya lo hemos repetido en varias ocasiones en nuestro blog, pero nunca está de más insistir ya que, en algunos casos, aún existe confusión cuando alguien quiere saber cómo quitar las hemorroides externas. Estas son simplemente un problema circulatorio. Existen ciertos factores desencadenantes que hay que tener en cuenta pero que no se pueden considerar causas como tales. Se trata de intervenir antes de que aparezcan síntomas como dolor en la zona, sangrados, sensación de picor y dificultad para evacuar.

Gracias a nuestra ardua y dilatada labor de investigación, en IVIS MED siempre hemos mantenido que  estamos ante un problema circulatorio. Ante el mismo, proponemos un procedimiento muy eficaz para su tratamiento, la colocación de un stent para corregir las insuficiencias de la vena ilíaca, verdadera raíz del problema.

Es clave distinguir entre causas y factores desencadenantes. En este último grupo, podemos distinguir lo siguiente:

  • Los antecedentes familiares hacen que exista una mayor probabilidad de sufrir hemorroides.
  • Una alteración de las deposiciones, ya que el estreñimiento  hace que se formen unas heces muy compactas y duras que oprimen las venas hemorroidales. Por otro lado, la diarrea provoca irritación. Ambas situaciones pueden favorecer la aparición de las hemorroides.
  • Una postura inadecuada durante mucho tiempo, ya sea estar de pie o sentado, bastante frecuente hoy en día por el tipo de trabajos que imperan y por la vida sedentaria que llevan muchas personas.
  • El sobrepeso ya que conlleva una mayor acumulación de grasa abdominal que, así como el estreñimiento, ejerce una presión en las venas ilíacas y hemorroidales provocando que aparezcan las inflamaciones que comentamos.
  • Una dieta baja en fibras puede causar estreñimiento y que con él que aparezcan las incómodas hemorroides.
  • En el embarazo también es frecuente que aparezcan hemorroides durante el último trimestre debido al incremento de la presión que ejerce el útero, o bien durante el parto por el esfuerzo ejercido en la zona para el alumbramiento.
  • Las hemorroides tienen receptores de estrógenos por lo que puede darse el caso de que aparezcan durante los ciclos menstruales de la mujer.