Evita que las hemorroides te estropeen las vacaciones | IVIS MED
845
post-template-default,single,single-post,postid-845,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Evita que las hemorroides te estropeen las vacaciones

hemorroides sangrantes y su tratamiento

Evita que las hemorroides te estropeen las vacaciones

En este nuevo post no vamos a ocuparnos de las hemorroides sangrantes y su tratamiento sino de la presencia de este problema en verano. ¿Aumenta con la llegada del calor? ¿Qué podemos hacer para que no interfieran en nuestras vacaciones? Lo vemos en las siguientes líneas.


El verano se considera como un factor desencadenante para las hemorroides por dos razones básicas:

El calor: en esta época del año las temperaturas suben y con ellas se incrementa la sudoración. Ya sabes que a través de este proceso el cuerpo elimina líquidos y, si no se reponen, las heces pueden compactarse. Por lo tanto, has de beber los dos litros de agua recomendados por este y muchos otros motivos. Agua o, en su defecto, infusiones o bebidas no azucaradas ni carbonatadas.

Cambios en los hábitos: durante las vacaciones se suele modificar la dieta y reducir el consumo de fibra. Además, en verano, al tener más tiempo libre y hacer más viajes se suele incrementar la ingesta de alcohol, las comidas copiosas (sobre todo las especiadas y picantes). Está claro que el verano es para romper con la rutina pero sin descuidar determinados hábitos saludables.


Todo lo anterior, la poca ingesta de agua y la mala alimentación, puede derivar en una trombosis hemorroidal externa. La persona lo empieza a notar en forma de una molesta sensación en la región anal al terminar de defecar. En
IVIS MED te recordamos que el dolor dependerá del tamaño de la hemorroide pero suele ser constante.

 

Cómo evitar las hemorroides en verano

 

A grandes rasgos, no descuidando la alimentación. Comiendo la cantidad de fruta y verdura necesarias para ablandar las heces y hacer más fácil su expulsión. Por descontado, antes de tomar algún tipo de medicamento, hay que consultar al especialista. La automedicación sólo conlleva consecuencias negativas. En este y en cualquier otro apartados de la salud. Por ejemplo, ante una trombosis hemorroidal externa lo mejor es tomar un anti inflamatoro como Ibuprofeno 600 cada doce horas, además de un protector gástrico. También es recomendable permanecer tumbado el mayor tiempo posible hasta que la hemorroide se desinflame. Si no se logra, te esperamos en consulta.