Cómo afecta el estrés a las hemorroides - Ivis-Med
Las hemorroides se ven afectadas por diversos aspectos de nuestro día a día. Uno de ellos es el estrés. Te contamos la relación que existe entre ambos
como quitar las hemorroides externas, curar las hemorroides, cómo eliminar hemorroides, tratamiento para hemorroides
1411
post-template-default,single,single-post,postid-1411,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Cómo afecta el estrés a las hemorroides

Cómo afecta el estrés a las hemorroides

El estrés es la enfermedad del siglo XXI y son muchas las personas que la sufren a diario. Cada día se viven situaciones en casa, en el trabajo, con las finanzas… que nos estresan más de lo normal y nos sacan de quicio. Si sufres hemorroides, es nuestro deber informarte de cómo aliviar el dolor de las hemorroides externas y de cómo esa tensión puede repercutir de forma muy negativa en ellas. Veamos entonces, ¿cómo influye el estrés a las hemorroides?

¿Qué son las hemorroides?

Para entender cómo afecta el estrés a las hemorroides, primero tenemos que saber qué son las hemorroides.

A pesar de lo que siempre se ha mantenido, no estamos hablando de un problema del conducto anal, sino que se trata de una afección de tipo circulatorio. Dicho de otra forma: las hemorroides son varices localizadas en el ano. Un problema ante el que se ha de intervenir con celeridad cuando aparecen los primeros síntomas sin esperar a que se complique la situación clínica.

Las varices son dilataciones venosas que no son capaces de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón y aparecen en el conducto anal. El sistema circulatorio hace que la sangre limpia sea bombeada a través de las arterias. Después vuelve al corazón a través de las venas. En los miembros inferiores, este retorno se produce hacia arriba gracias a que las venas disponen de unas pequeñas válvulas que impiden que la sangre retroceda hacia abajo. Si estas válvulas de las venas no funcionan bien, la sangre puede llegar a acumularse dilatando las paredes de las venas o incluso saliendo hacia fuera. Así es, a grandes rasgos, cómo se forman las varices o venas dilatadas.

Como hemos dicho al inicio del texto, el estrés y las hemorroides no son buenos amigos. ¿Cuál es su relación?

1.- Estreñimiento

El estreñimiento y el estrés van cogidos de la mano. Sabemos que las hemorroides son en parte arterias y venas. Pues bien, cuando se dan situaciones de estrés aumenta la presión arterial y esto produce que, en muchas ocasiones, las venas y arterias no sean capaces de drenar la sangre que reciben y se rompen. Ya te puedes imaginar lo dolorosa, desagradable y angustiante que puede resultar esta situación.

2.- Problema digestivos

El estrés puede ser la causa de algunos problemas digestivos que a su vez producen estreñimiento (antes mencionado) y diarrea. El esfuerzo realizado a consecuencia de ello produce exacerbaciones de las hemorroides, lo cual puede ser muy doloroso para el que las sufre.

¿Cómo te puede ayudar Ivis Med con las hemorroides?

En Ivis Med somos distintos. Hemos descubierto la causa de las hemorroides, lo cual nos permite cambiar su tratamiento. El tratar la enfermedad y no sus síntomas nos permite ofrecer el único tratamiento fisiológico constructivo que no extirpa las hemorroides. No destruimos las hemorroides, sino que las tratamos en cualquier momento de su evolución, desde sus primeros síntomas. ¿Te ayudamos?