Relación entre el sedentarismo y las hemorroides | Ivis Med
835
post-template-default,single,single-post,postid-835,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

¿Hay relación entre el sedentarismo y las hemorroides?

como eliminar las hemorroides internas y externas

¿Hay relación entre el sedentarismo y las hemorroides?

En esta ocasión, como clínica especializada en cirugía vascular, no vamos a ocuparnos de cómo eliminar las hemorroides externas, sino de la relación que las une al sedentarismo y a una de las consecuencias más directas de este: el sobrepeso y la obesidad.

Como ya hemos visto en entradas anteriores del blog, existen diferentes causas que pueden provocar la aparición de las hemorroides. Cuando vienen de la mano del sobrepeso, suelen traer aparejados otros problemas como el estreñimiento, una afección que como sabes puede perjudicar aún más las hemorroides. Existen distintos grados, desde el grado I, el más leve, hasta el grado IV, el más grave. Por otro lado, no podemos olvidar las diferencias entre las hemorroides internas y las externas. En IVIS MED te recordamos que tampoco podemos desatender otras patologías que pueden traer aparejadas como una posible trombosis que complique el cuadro de hemorroides.

El sobrepeso hace que aumente la presión abdominal sobre la pelvis. Para evitarlo es clave mantener un peso saludable. Por este y por muchos más motivos que seguro que conoces. Llevar una dieta equilibrada con las cantidades adecuadas de fibra e introducir la actividad física moderada en nuestro día a día. Por ejemplo, realizar ejercicio aeróbico como puede ser caminar durante media hora al día como mínimo.

La alimentación, aspecto clave

Una alimentación variada supone, entre otras cosas, incluir la cantidad suficiente de fruta y verdura, alimentos muy ricos en fibra. Además, es muy importante no retrasar el momento de ir al baño a evacuar. Las heces se volverán más secas haciendo más complicado el momento de la deposición.

Volviendo al tema de la fibra, es clave tener en cuenta todos los beneficios que aporta este nutriente. Ayuda al arrastre durante el tránsito intestinal de los alimentos, reduciendo las fermentaciones indeseadas. Aumenta además la masa fecal, facilitando la evacuación. Además es saciante, ayudando a controlar lo que comemos controlando en consecuencia el peso. La flora contribuye además al enriquecimiento de la flora intestinal con microorganismos útiles con función prebiótica. De todos modos, volvemos a lo de siempre, al pilar de la actividad de nuestra clínica. Nos referimos a que no estamos hablando de un problema del conducto anal, sino de una afección de tipo circulatorio. Un problema que se ha de atajar cuanto antes sin esperar a que se agrave.