Estenosis de la vena ilíaca como causa de las hemorroides | IVIS-MED
El trabajo duro nos ha permitido dar con la respuesta a la pregunta de cómo quitar las hemorroides externas. Se trata de ir a la verdadera causa.
cómo eliminar las hemorroides internas y externas, clínica de tratamiento para las hemorroides inflamadas, cirujanos vasculares, eliminacion hemorroides
859
post-template-default,single,single-post,postid-859,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Estenosis de la vena ilíaca como causa de las hemorroides

cómo eliminar las hemorroides internas y externas

Estenosis de la vena ilíaca como causa de las hemorroides

La intuición y el trabajo duro nos han permitido dar con la respuesta a una pregunta que rondaba la cabeza a muchas personas: ¿cómo quitar las hemorroides externas? ¿Cómo librarse de algo que reduce tanto la calidad de vida de los afectados? Yendo a la verdadera causa.

Cuatro años de arduo estudio y trabajo han alumbrado una nueva técnica para tratar las hemorroides. Una técnica puntera que es el buque insignia de nuestra clínica. El quid de la cuestión, lo que diferencia a este procedimiento de los que se venían utilizando hasta el momento, es el hecho de ir a la causa. Esta no es otra que una estenosis de la vena ilíaca común. En jerga médica, estenosis significa “estrechez o estrechamiento de un orificio o conducto”. Pues bien, en IVIS MED evitamos intervenir en zonas delicadas y dolorosas. Lo hacemos gracias al IVUS, la ecografía intravasal. Una revolucionaria técnica para ver y diagnosticar las lesiones en la vena iliaca. En un primer momento, al comienzo de su investigación, el doctor Guilleuma Aregay se valió del IVUS para tratar edemas en las piernas derivados de problemas en la vena iliaca. El tratamiento consistía en colocar un stent en la zona dañada. Se trata de un tubo de pequeño tamaño y autoexpandible que se coloca en un vaso sanguíneo o arteria que se haya cerrado u obstruido. La meta es reabrirlo y que se mantenga así. Porque, como hemos reivindicado en varias entradas del post, las hemorroides no son un problema estrictamente anal como siempre se había creído.

Un método 100% indoloro

Teniendo en cuenta que las hemorroides son una suerte de varices especiales que drenan hacia la vena ilíaca, es perfectamente factible aplicar esta técnica para solventarlas. De hecho, llevamos tiempo demostrándolo y cosechando una amplia cartera de pacientes satisfechos que han visto notablemente mejorada su calidad de vida. Además, nuestra técnica ha recibido el apoyo de diversas publicaciones y congresos científicos nacionales e internacionales donde ha sido presentada. Entre otras cosas, por tratarse de un método 100% indoloro y por atacar las causas y no las consecuencias. Dicho de otro modo, por evitar el cuadro hemorroidal antes de que se manifeste.