Diferencias a la hora de cómo eliminar las hemorroides internas y externas
Antes de definir cómo eliminar las hemorroides internas y externas, hemos de saber exactamente a lo que nos enfrentamos para obrar en consecuencia.
como eliminar las hemorroides internas y externas, eliminacion hemorroides, cirujanos vasculares
655
post-template-default,single,single-post,postid-655,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,no_animation_on_touch,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

Diferencias entre hemorroides externas e internas

cómo eliminar las hemorroides internas y externas

Diferencias entre hemorroides externas e internas

Como especialistas, antes de definir cómo eliminar las hemorroides internas y externas, hemos de saber exactamente a lo que nos enfrentamos. Como comentábamos en el post anterior, las hemorroides son venas hinchadas en la zona del ano, en el plexo hemorroidal.

Las también conocidas como almorranas son más comunes en pacientes con antecedentes familiares y en las mujeres embarazadas. El motivo más común es el esfuerzo que a veces se hace al hacer deposiciones por culpa del estreñimiento. También pueden aparecer tras diarreas prolongadas. En IVIS MED tratamos tanto las internas como las externas. Por lo general, las hemorroides internas sangran pero no duelen y las externas duelen pero no sangran. Está claro que siempre puede haber excepciones y que el cuadro clínico puede variar mucho de un paciente a otro. La verdad es que las hemorroides internas suelen ser algo más sutiles. Como decimos, sangran sin provocar dolor, producen cierta sensación de peso en el interior del ano y, si se colapsan, pueden producir manchas en la ropa interior. Se prolapsan después de las deposiciones y el paciente que las padece suele notar cómo vuelven a introducirse.

Por su parte, las hemorroides externas son mucho más evidentes ya que se ven a simple vista. Se trata de unas prominencias que están fuera permanentemente y que no salen con la deposición. Pueden aumentar de tamaño de forma temporal debido al esfuerzo de la defecación, pero estando siempre presentes. Pueden llegar a trombosarse agravando mucho el cuadro clínico del paciente.

A pesar de todo lo que se ha investigado acerca de cómo eliminar las hemorroides internas y externas, a pesar de los avances médicos en cuanto a tratamientos, siempre hay ciertas pautas de prevención que es importante tener en cuenta. Una de ellas es mantener una correcta hidratación y aumentar la ingesta de fibra para evitar el estreñimiento. Tampoco se debe abusar del café, la sal, las especias o las comidas demasiado ácidas. Por descontado, mantener una correcta higiene en la zona del ano es algo fundamental. Entre otras cosas, usando ropa interior de algodón en vez de tejidos sintéticos. En publicaciones posteriores profundizaremos en todos estos consejos para evitar, en la medida de lo posible, la aparición de las hemorroides.